Sexo en la antigua grecia

En la aproximación de Timoleón a Crimisos a. El mejor sistema para impedir las deserciones era mantener a las tropas pagadas y abastecidas siguiendo la norma impuesta por Ifícrates , general ateniense del siglo IV a. Aunque en muchas ocasiones los castigos por el abandono no eran expeditivos, dado que el soldado entrenado, si la paga era buena y la causa tenía posibilidades de triunfar podía volver a emplearse pasado un tiempo.

La verdad sobre las costumbres sexuales de los antiguos griegos

El propio Timoleón castigaba sólo con la expulsión a los que hicieron defección de su ejército antes de la batalla del Crimisus contra los cartagineses, aun sabiendo que el concurso de las tropas que se negaron a seguirle hubiera podido ser decisivo en el combate. Era preferible, en todo caso, que los mercenarios y los aliados fueran de confianza. No todos los mercenarios reclutados en Grecia eran hoplitas. Las derrotas sufridas durante las guerras de los siglos V y IV a. Si bien subsistió la idea de la falange mercenaria, adoptada por Siracusa durante las guerras para la expulsión de los tiranos siglo IV a.

Los peltastas, en el momento de su aparición en los ejércitos griegos durante el siglo V a. Los nuevos peltastas pesados incorporaron a su equipo elementos de la panoplia como el escudo circular hoplon y la lanza larga, pero se desprendieron de las pesadas corazas y cnémidas grebas para aumentar la movilidad.

La Grecia Clásica y el sexo - Historia - Diario digital Nueva Tribuna

Los cascos de fieltro o cuero sustituyeron en muchas ocasiones a los cascos de bronce. Los tureoforoi , soldados de infantería ligera armados con un escudo oval tureos constituirían la prolongación conceptual de los peltastas pesados hasta época helenística. No sólo se constituyeron nuevas tropas polivalentes capaces de tomar parte en combates en línea y luchas irregulares, sino que desempeñaron un papel destacado otros tipos de guerreros, los arqueros y los honderos. Durante la tiranía de Pisístrato en Atenas - a.

Su presencia entre las tropas atenienses fue de corta duración, ya que no figuraronn en la composición del ejército que combatió en Maratón a. La arquería en el mundo griego fue ejercida especialmente por los cretenses , ampliamente empleados en la guerra del Peloponeso y presentes en la retirada de los Diez Mil , aunque es probable que, con el tiempo, el concepto cretense referido a los arqueros no correspondiera tanto a una unidad cohesionada por su origen territorial, sino que se refiriera a un tipo concreto de soldado en función del arma empleada; de forma similar a las citas en las fuentes romanas referidas a los honderos baleares que, tras una primera fase, se referirían a todos aquellos guerreros especializados en el combate con hondas.

Los honderos formaban también unidades especializadas de mercenarios.

Junto a los rodios , aqueos y acarnienses obtuvieron justa fama ya durante la guerra del Peloponeso por la potencia y precisión de su tiro, como el contingente del golfo de Melida reclutado por los beocios antes del asedio de Delio. Las dificultades que Ciro tiene para transmitir sus órdenes al contingente mercenario reflejadas también en las experiencias de Orontes a.

Estas normas se basaban en el género , la edad y el estatus social. Principalmente, hay dos puntos de vista sobre la actividad sexual masculina en la antigua sociedad griega. Igualmente, ser penetrado, especialmente por alguien socialmente inferior, podía ser considerado vergonzoso. Sexo en la antigua Grecia Seguimos rastreando la historia del sexo y del amor, ahora nos vamos a la antigua Grecia.

En la antigua Grecia el varón casado no tenía obligación de ser fiel a su esposa pero el caso contrario sí existía tanto en el plano legal como en el de la costumbre. Ahora bien, en tiempo de Homero, el marido engañado o el varón que tuviera potestad sobre la mujer tomada sexualmente podía escoger entre dos opciones bien interesantes, para castigar al infractor: Pero el sexo, el amor y las relaciones de pareja en la antigua Grecia no terminan ahí. Sigamos señalando curiosidades.

Los castigos por adulterio con el paso de tiempo se fueron suavizando.

Los hombres griegos eran todos bisexuales

En otras geografías de la noble Grecia a la dama infractora se le exhibía desnuda cubierta con un velo transparente, atada a un poste de la plaza y después se le paseaba encima de un asno. Cosas del desarrollo cultural de los pueblos. Pero la historia de sexo y de las costumbres amorosas de los griegos no acaba todavía. En los comienzos de los Juegos Olímpicos, los atletas cubrían sus genitales con una suerte de taparrabo; luego, después del A.

Las mujeres casadas estaban excluidas de las graderías, para evitar caer en tentaciones excepto en Esparta …Ahora bien, para participantes y acompañantes, había una alcahueta que les conseguía amantes durante el torneo. Pues bien, una pildorita: Diógenes Laercio creía que el semen se formaba en el cerebro. Fue en el siglo IV A. Eran las hetairas unas amantes de lujo que eran mantenidas por sujetos poderosos y ricos para satisfacer su lujuria expeditamente.

Costumbres Sexuales en la Grecia Antigua

Esta mujer toda una pionera del strip tease. Los Anunnaki y la historia prohibida del origen de la Humanidad.

El SEXO en la ANTIGUA GRECIA y ROMA (DOCUMENTAL COMPLETO)

Erotismo y divinidad: La terrible y sensual Lilith: Orígenes Humanos. La verdad sobre el mito de Jesucristo: La Gran Madre Isis: Tecnología Antigua. Hace ya unos años que un equipo arqueológico formado por científicos griegos y americanos hizo un descubrimiento sorprendente: Diez Inventos Increíbles de los Tiempos Antiguos. Lugares Antiguos.

Últimos publicados

Muchos restos arqueológicos conectados con el misterioso pueblo guanche se encuentran en Roque Bentayga y en las montañas circundantes. Auge y Decadencia de Sumerios y Acadios.

Trabajos relacionados

Palenque y el Gran Templo de las Inscripciones: La Construcción de Venecia, la Ciudad Flotante. La verdad sobre los Anunnaki: Sociedades secretas y conocimiento oculto: La verdadera leyenda de la espada en la piedra y el rey Arturo. Un apasionante descubrimiento: Next article. Debido a la presencia de las hetairas, eran frecuentes en la Antigua Grecia las reuniones llamadas simposios, que eran fiestas refinadas de comidas y bebida, donde no podían estar las esposas, pero sí las hetairas.

Diseñada en por Georg Luger, era también codiciada por los soldados aliados durante la Segunda Guerra Mundial. El lugar donde vivió el príncipe rumano Vlad Tepes se ve muy distinto a la imagen entregada por las películas. Share on Facebook. Share on Twitter. Anécdotas Enigmas Mitos Reflexiones. Jueves 7 septiembre Guía de: